Atender a la llamada de las armas

La protagonista de la última novela de Laird Hunt no cabalga por el Valle de la Muerte, pero nos remite igualmente a la época en la que los forajidos recorrían las llanuras con una pistola en cada mano. Las novelas del Oeste tienen como característica principal la exploración del territorio occidental de Estados Unidos por parte de algún personaje solitario que habrá de enfrentarse a alguien con un sistema de valores distinto a los suyos. Sin embargo, si nos atenemos a la escenografía de los grandes clásicos del wéstern, no cabe duda de que también podríamos incluir en este género las ficciones históricas ambientadas en la Guerra de Secesión (1861-1865), dado que el decorado en el que se desarrollan y las vicisitudes a las que se enfrentan sus héroes coinciden en muchas ocasiones con las de las novelas de vaqueros.

‘Neverhome. (Ella era más fuerte)’ es la segunda entrega de una tetralogía que Laird Hunt pretende completar sobre el tema de la esclavitud en la historia estadounidense. El primer título fue ‘La benévola’ (Blackie Books, 2013), novela en la que relataba las desventuras de dos mujeres negras sometidas a la crueldad de los estados sureños; y ahora nos llega el segundo, en el que nos cuenta las andanzas de una mujer, Constance, que abandona a su marido para alistarse, disfrazada de hombre, en el ejército de la Unión. Para construir esta narración, Hurt se basó en la historia real de Sarah Rosetta Wakeman y en los más de cuatrocientos casos documentados de mujeres que cambiaron las faldas por una casaca azul.

La protagonista de ‘Neverhome’ atraviesa el país para luchar contra el ejército Confederado –y, por tanto, contra un sistema económico basado en la esclavitud y la agricultura- y para demostrarse a sí misma que el miedo no rige su vida. Así, realiza un viaje por Estados Unidos semejante al que arrancó don Quijote por España, descendiendo en cada etapa un escalón hacia el infierno. La novela forma parte de ese revisionismo histórico al que se está siendo sometiendo el pasado de Estados Unidos, puesto que Laird Hunt nos muestra el reverso literario de Scarlett O’Hara. Para conseguirlo, lleva a su personaje al campo de batalla, a un manicomio y de nuevo a casa, recordándonos en esta última etapa algo que la literatura bélica siempre se ha esforzado por destacar: que, después de haber conocido la guerra, no se puede recuperar el pasado.

‘Neverhome. (Ella era más fuerte)’

Laird Hunt

Traducción de Isabel Ferrer y Carlos Milla.

Blackie Books, 2015

 

(Artículo publicado en el suplemento Cultura/s de La Vanguardia)