El alma de Australia

descarga.jpg

Desde hace ya algún tiempo, la literatura escrita en inglés abunda en autores ansiosos por atrapar el alma de sus países o territorios. Y lo más sorprendente de todo es que, en algunos casos, lo están consiguiendo. David Vann ha capturado en numerosas ocasiones el espíritu de Alaska, Cormac McCarthy ha sintetizado la esencia de la frontera norteamericana en no pocas novelas, Dennis Johnson resumió el mito fundacional de Estados Unidos en su reciente ‘Sueño de trenes’ y Richard Flanagan (Tasmania, 1961) se ha convertido, en apenas diez años, en el gran narrador de la forja australiana. No en vano la revista ‘The Economist’ apuntó que se trata del escritor más interesante de su generación y tampoco es baladí que las seis novelas publicadas hasta el momento hayan merecido premios tan prestigiosos como el Man Booker, el Queensland Premier o el Commonwealth Writer, entre otros.

Publicada originariamente en 1994, ‘Mort d’un guia de riu’ –cuya versión castellana salió bajo el paraguas de Debolsillo en 2003- fue la opera prima de Flanagan y, desde entonces, el autor no ha cejado en su empeño por rendir un hermoso homenaje a su tierra natal, Tasmania, y a su país de origen, Australia. Junto a sus dos siguientes títulos, ‘The Sound of One Hard Clapping’ (1997) y ‘Gould’s Book of Fish’ (2001), esta novela se engloba en lo que el autor ha bautizado como ‘soul histories’, esto es, historias que se caracterizan por una búsqueda de aquello que auténticamente define a las personas y, también, a las sociedades.

Merecedora del National Fiction Award, ‘Mort d’un guia de riu’ –ahora rescatada por Raig Verd, editorial que ya anunciado que, a lo largo de los dos siguientes años, también publicará ‘L’estret camí al nord profund’ y ‘Desig’- cuenta la historia de un hombre que, mientras se ahoga en las aguas del río Franklin, sufre una serie de alucinaciones que no sólo le permiten reconstruir su propio pasado, sino también el de sus familiares, el de sus antepasados y, en última instancia, el de su propio país. Durante este trance de muerte, el protagonista consigue eliminar todos los detalles superficiales que envuelven la Vida y logra llegar, en un rapto de lucidez que tiene mucho de onírico, hasta el tuétano no sólo del alma humana, sino también del alma de la sociedad en la que se ha criado. Así pues, una novela hermosa que nos invita a conocer los bastidores de Australia.

 

‘Mort d’un guia de riu’

Richard Flanagan

Traducció de Josefina Caball

Raig Verd, 2015

19 euros, 334 páginas.

 

(Artículo publicado en el suplemento Cultura/s de La Vanguardia).